Cuando

¿Cuando ha sido la última vez que has sentido amor?

 

Cecilia
Hoy.
 
Agustín
Ahora.
 
Marcos
Hoy sentí amor en la llamada de mi madre, en el almuerzo que compartí, en la reunión a la que asistí, pero hoy, solo x hoy, siento amor por mi mismo.
 
Nacho
Fue esta mañana cuando me desperté y te abracé a vos, nuestros cuerpos se encajaron, sentí tu calor y como ibas cayendo en el sueño nuevamente, sintiendo las últimas resistencias de tu cuerpo...
 
Valeria
Salto el puente temporal y contesto:
-No la última vez, ya que debería decir “hace instantes”.
Sino la primera vez de haber sentido el AMOR…
…él me miró y me dijo: “...bancate que te quiera, dejate querer, bancate que me gustas” y me dí cuenta, en ese preciso instante que estaba dispuesta a ser objeto de su deseo.
 
Noelia
Cuando una profesora de educación física me transmitió lo que significaba para ella su profesión:
“va mucho más allá de jugar un rato con los chicos, más bien tiene que ver con los valores que le creamos y el respeto que le fomentamos por uno mismo y por los demás”.
Me emocioné, me pareció dulce, tierno, admirable y cierto…y SENTI MUCHO AMOR!
 
Analía
Hoy y ahora.
 
Luciana
Cuando hoy ví la mirada de tristeza de mis sobrinas.
 
Silvana
He sentido amor hace un segundo atrás, creo que no existe un momento puntual, constantemente siento amor. El amor no tiene tiempo, es como una ventana en la que te podés reflejar, observar al exterior y al mismo tiempo tu interior. Te brinda el ténue calor del sol y el profundo brillo de la luna. Pero a la vez no tiene ángulos, ni circunferencias. Es un lugar, un sitio cálido, sensible, intenso, admirable. Creo que el amor nos mantiene en pie, nos acerca; es pura conexión. Esa afinidad inexplicable. El amor es el objetivo de la vida. El amor es un beso entumecido, un abrazo al alma, un suspiro en el oído, una mirada afable...
 
Matías
Te reencontré después de mucho tiempo y desencuentros. Solo nos habíamos visto en las formalidades, palabras vacías, quejas, “sensaciones de muy poco”. Tu vida, mi vida, cambiaron, crecimos, envejecimos y…de repente una mudanza y vos transmutaste. Un llamado, una sonrisa, una palabra, un almuerzo, una cena de fin de año. Te ví OTRA, distinta, más linda, más luminosa, más abuela. De a poco se aproximó el final. Nos hizo muy bien cuidarnos. Hermoso el reencuentro. Que bueno fue encontrarte ABUELA.
 
Ana
Lo estoy sintiendo en este momento.
 
Mercedes
Ahora.
 
Jimena
…con tu mano, acariciando mi cuello,yéndote, sintiendo en mi que no elegías el mundo, aquel que juntas habíamos creado.